Cerrar

Nutrición en Adultos y adolescentes con Fibrosis quística: consejos para tener en cuenta

Tanto los niños como jóvenes y adultos con fibrosis quística tienen el día muy organizado y deben hacerse el tiempo para enfocarse en la nutrición. Un trabajo de tiempo completo toma al menos 8 horas al día, a veces más. Un niño está entre 6 y 8 horas al día en la escuela-. Un estudiante universitario tiene un esquema variable de clases. El trabajo y la escuela nos ocupan una parte significativa del día y puede incluir al menos una comida y posiblemente dos snack o bocadillos.
Piensa acerca de la calidad de tu comida durante las horas de trabajo o escuela. Comienza con estas preguntas:
¿Comes algo en el desayuno?
Si tu respuesta es SI, Fenomenal!!!! El desayuno provee al cerebro y a todas las células del cuerpo con glucosa (la fuente de energía más importante) después de estar toda la noche sin comer.
Estudios han mostrado que los niños que desayunan tienen mejor concentración y mayor habilidad para resolver problemas, y obtienen calificaciones más altas que los niños que no desayunan bien.
Si tu respuesta es no, la razón más común es por falta de TIEMPO. Nosotros solemos oír acerca de los apurones en la mañana, tanto niños como adultos se levantan lo más tarde posible y si a esto le agregamos los tratamientos para FQ, de donde nos queda tiempo para desayunar?

•Poner el reloj 15 minutos más temprano. Tú puedes necesitar irte a la cama más
temprano si te cuesta levantarte.

•Planea el desayuno la noche anterior y adelanta un poco la preparación si puedes.

•Compra avena instantánea, pastelitos, o lo que te guste comer.

•Piensa en alimentos que puedes poner en una bolsa zipploc como cereal, cubitos de queso, barras de granola fortificadas, yogurt, leche en botellitas o cajitas de cartón.

•No olvidarse de tomar las enzimas.

Si el desayuno solo lo comes a veces, proponte tenerlo a diario, El desayuno puede aportar 400 calorías mas o menos.

Estas comiendo la mayoría de las comidas o almuerzos?

Si trabajas ocupando la hora de la comida del mediodía, y pierdes ese horario de alimentos, no solo dejas de nutrirte, sino que fuerzas a tu cuerpo a trabajar sin energía. Toma un descanso para comer una buena comida, eso te dará energía para una tarde productiva.

Los niños que comen en la escuela suelen tener los siguientes problemas: poco tiempo, comida interrumpida por los amigos, no terminan la comida por ir a jugar etc..
Debemos preguntar al niño, y al personal de la escuela si come la mayoría de lo ofrecido, si le gustaría comer una segunda Porción, si necesita tiempo extra para comer…

¿Puedes incluir uno o dos bocadillos o snack durante el día de trabajo o escuela?

Comer bocadillos demasiado cerca del horario de comida no es recomendable, pero si tienes dos horas entre la comida y el snack lleva algo para comer: barras de cereales, nueces, frutas secas, o “Minicomidas” como sopas instantáneas, sándwiches de jamón y queso, burritos congelados, rollitos de jamón, huevos cocidos, atún con elote ( choclo)y mayonesa etc…

En muchas escuelas promueven “comidas sanas” que tienden a tener pocas calorías. Conversar con la nutrióloga de la escuela o persona encargada de los alimentos acerca del problema de su hijo y ver opciones que aporten más calorías.

Para adultos y estudiantes universitarios:

Lograr una buena ganancia de peso requiere esfuerzo y planeación. Pensar en nuestro día y considerar cuando comer, cuando debes comer y cuando puedes comer. Elegir las comidas inteligentemente. Aprovechar el fin de semana para comprar alimentos nutritivos, preparar platos extras para comer en la semana.
Disponer de una pequeña hielera o mochila para mantener los alimentos frescos.
Recordar que un cuerpo bien nutrido luce mejor, te hace sentir mejor y ayuda a mantener tus pulmones sanos!!!!.
Fuente: https://wwwcfservicespharmacy.com/homeline Eileen Potter, pediatric dietitian, Children´s Memorial Hospital – Chicago

Publicado Hace 13 años
Compartir
108

Relacionados